facebook twitter
12/04/2013 :: AGENDA
Inauguración de las muestras Simultáneo y Tácito
Casa de la Cultura - Río Cuarto
El próximo Viernes 12 de Abril a las 20 hs se inaugurarán dos muestras en las Salas de exposiciones de la Casa de la Cultura (Rivadavia esquina General Paz)  con motivo de su primer Aniversario. Entrada gratuita. 
En planta baja, se podrá apreciar “Simultáneos”; un proyecto que surge a partir de la necesidad de rescatar la obra de artistas cordobeses que ya no están, y tras ello poder redescubrir recorridos o historias de otras épocas dentro de los diferentes estilos, lenguajes y técnicas.
La misma es un recorte de la exposición llevada a cabo en el Museo de Bellas Artes Evita – Palacio Ferreyra; está compuesta por dieciséis obras pictóricas de Martiniano Scieppaquercia y quince obras pictóricas de José Cárrega Nuñez.
Martiniano Scieppaquercia (Bs. As. 1911- Cba. 1986) y José Cárrega Núñez (Bs. As. 1911- Cba. 1986) fueron contemporáneos en su quehacer artístico y también amigos. En una cuidada disposición en simultáneo, se pretende acercar la obra de estos dos pintores mostrando sus distintas etapas creativas y discursos conceptuales, coma así también proponer recrear un momento de la cultura visual en Córdoba.
Coordinación y producción del proyecto: Vanina Seguí – Natalia Mónaco

En Planta Alta, “Tacito”, una exposición colectiva proveniente del Museo Emilio Caraffa con potentes pinturas de Beatriz Sáenz, Carola Reboredo, Lucas Jalowski, Pablo Bisio, Dbot, Silvia Manca, Tato Carle y Dante Montich, quien también es su curador. La muestra fue concebida como un encuentro genuino entre creadores que se conectan poéticamente, bajo el influjo de la pintura y los gestos, de la intuición y la imaginación. Las pinturas están colmadas de materia, manchas, trazos, objetos, rostros, geometrías informes, lagunas y desiertos. A través de un orden particular y de sus diferentes dimensiones modulan en el espacio expositivo una partitura única de gestos, ritmos, y cartografías conceptuales. Ubicando a la pintura como lenguaje privilegiado para mirar las cosas desde un lugar intangible, transversal y terrible, pero también bello y abismal, como las experiencias que se potencian en la noche y se pierden con el día.  


Seguinos en Facebook