Lunes 24 de julio del 2017


facebook twitter
12/08/2014 :: SECCION ESPECIAL
La biblia y el calefón
Cine y Religión
Tres películas en una sola reseña. Por Ghigonetto Nicolás Jesús

“Y la biblia se echó a dormir junto al calefón y soñó que era carne que se incineraba en fuego de humo negro. Corrió, al principio, en busca de agua que calme su sed. Despertó. Dejó que se deflagren sus páginas en un vuelo único y voraz”.

Las tres películas que comentaremos buscan una lectura interpretativa de la biblia. Una visión actualizada, en unas, una visión que roza lo profano, en todas. La exégesis libre pondera y hace decir a los personajes, que en las sagradas escrituras vive libre de todo mal, cosas impiadosas, cometer pecados bajos y arrepentirse como ningún otro semi dios lo ha hecho.

La Última Tentación de Cristo(1988) de Martin Scorsese nos introduce en la cabeza del Rey de los judíos en el momento en que su mayor agonía lo martiriza en la cruz. Sus pensamientos volaron y mantuvo una charla con su padre. Un dilema se centra en la posibilidad del frágil mortal de poder escapar a su destino, de poder dejar la inmolación divina por una vida más normal, cotidiana y humana. Esa tentación es el anzuelo que permite la disrupción narrativa del filme. Jesús recibe ayuda de un ángel enviado por su padre, baja de la cruz, contrae matrimonio, envejece, y debe, por último, como todo hombre, morir.

Esa muerte es el fin de la tentación y el principio del arrepentimiento. Jesús vivió en su imaginación una vida normal para poder reafirmar el tránsito por “la pasión”. La película pone el acento en la posibilidad de ser tentado. El final de la película (su rendición al destino) es anecdótico.

Dios te salve maría (1984) del magnánimo Jean LucGodard vuelve a profanar la tumba del misticismo al presentarnos una pareja muy terrenal. María y José, una unión más del mundo zambullida en las deliberaciones de la cotidianeidad (María es una joven que juega al basket y José es taxista), se sumergen en la duda del espíritu santo. Dios padre del hijo que el vientre de María incuba no es aceptado por José quien se deja llevar por los celos. La duda carcome a la pareja. Desde las imágenes que muestran la vagina de la madre de Jesús hasta la incomprensión total por parte de José de la posibilidad de la intervención del espíritu santo en el vientre de su esposa, constituyen las imágenes de esta incineración bíblica.

El evangelio según Godard cuenta el relato bíblico desde nuestros tiempos modernos despojados de misticismo pero también es una crítica irónica hacia la sociedad católico/cristiana. La historia contada con los parámetros bíblicos originales pero con la visión cínica de Godard hace que no sólo se pongan en tela de juicio una sociedad conservadora sino también la gesta de la historia.

María, llena eres de gracia (2004) de Joshua Jacob Marston se introduce en las oscuras y pesadas cavernas del narcotráfico. María es una mula que en su vientre transporta cocaína. El niño Jesús se encarna en una sustancia que desvela misterios y negocios en el mundo. La segunda venida sumergida en el vientre de miles de mujeres colombianas. El vientre es el símbolo del transporte del niño Jesús (la salvación) desde Colombia a EEUU. Los yankees pagan al dios con sus dólares y “las marías” lo transportan con sufrimiento y devoción. Ese sufrimiento que se siente al parir y ese sacrificio que realizó María con Jesús (por el bien mundial) lo vuelve a sufrir una y otra vez la mujer sometida al nuevo dios del capitalismo que necesita de él para poder vivir al igual que la iglesia necesitó de Jesús para darle sentido a la población y su negocio.

Tres películas que interpretan la biblia de una manera libre y profana, que parten de las escrituras y leen al catolicismo actual pero también a la sociedad actual en general.
 


Seguinos en Facebook