Martes 27 de junio del 2017


facebook twitter
23/03/2017 :: NOTAS
Una punta de varios icebergs: las publicaciones de poesía para este 2017
Por Nicolás Ghigonetto
Las publicaciones de poesía que se suman, año tras año, a lo largo y ancho del país, van en dirección opuesta a crisis económicas y resisten desde la autogestión. Algunas editoriales reeditan clásicos, otras publican libros nuevos de escritores consagrados y están las que se la juegan por primeros libros. Ciertos autores venden sus obras en sus propias regiones y otros llegan a lugares remotos gracias a la distribución de editores. Los momentos más importantes para la venta son las presentaciones y las lecturas en distintos festivales.

Un poco de todo lo que se publicará durante este año es lo que se propone dar cuenta esta nota. Faltan, sin lugar a dudas, muchas editoriales y autores, pero también están incluidas muchas que permanecen relegadas en muchos de los mapeos frecuentes, la cosa salió así.

Por el lado de Córdoba, más precisamente en Río Cuarto, la Editorial Cartografías se propone publicar las obras completas del escritor local Miguel Ángel Toledo en tres tomos que tendrán por nombre Poemas y canciones de una vida. Marcelo Fagiano, en la colección dirigida por Griselda García, “La verdad se mueve” de Ed. Del Dock, también dará a conocer su último trabajo La sed de Heráclito.

Un poema para dejarnos manija:

Principios y principitos
Emplazados
en el borde transparente de los días
entre fisuras que obsequia el progreso
y los derrumbes o abandonos
que decreta el mercado.

Estacionados
en la trama que nutre y conecta
desnudez y opulencia
en la cascarilla que el festín defeca
en la escoria
buscada como el mayor de los tesoros.

Aquí
donde primero llega el sol
y primero la noche
y la ventisca corporativa
estremece las chapas del alma.

Aquí
donde brillan los ojos y los colores
naturales de la piel
más que los objetos del consumo.

Amanece
y una multitud de principitos despierta
con un desayuno de preguntas.

Amanece
en el fecundo desierto que rodea a la ciudad
y perfora
con sus canales de arena
la sed del alma humana
entre aviadores que no saben
a donde van ni de donde vienen.

Lo esencial es imperceptible a los ojos
y lo marginado tan invisible como real.

Esta colección, además, sacará El gran enero de Felicitas Casillo.

Caballo Negro, dirigida por Alejo Carbonell y compañía, presentó recientemente los libros Automotrices de Lucas Tejerina, Instituciones personales de Diego Recoba y Contorsión de Flor López y espera redoblar la apuesta con uno de Elena Aníbali y otro de María Teresa Andruetto.

Alción, de Juan Maldonado, pretende dar a conocer La poesía como un arte insurgente de Ferlinghetti, la Obra Completa de Romilio Ribero en dos tomos (los cuales incluyen 24 libros que el autor capillense escribió entre fines del 50 y el año 73), la antología, del poeta boliviano Jaime Saenz, El otro lado de la noche y la traducción de Los matinales de René Char.

Un poco más al oeste, y más al sur, en Villa Mercedes, San Luis, se presentarán los libros Planta un árbol en mis hojas (La Gota Microediciones, Santa Fe, 2016), de Silvina Avalle y El laberinto de Proteo (Bruma Ediciones, Mendoza, 2016), de Darío Oliva. La Editorial Deacá anuncia en su página la publicación de Nombre impropio/tránsito de Gerardo Lewin y tiene en lista de espera a La erosión de Christian Hertel, El fuego no miente de Nancy Toselli y Frenesí de Patricio Torne. Perniciosa (San Luis), que editó en 2016 Family Game de Marlene Ayala y Fronteras de lo propio de Luciano Achervi, tiene planeado publicar Topoletraje de Carlos Banegas, Misales Negros de Rubén Rogelio Almada, Shhh. de Celeste Vassallo, Todos los bellos disturbios de Marcos Freites y Mi lista de compras de Francisco Baigorria.

Los pájaros ediciones de Fernando Acosta no tiene aún definido su catálogo pero piensa en varios títulos, al igual que La Gota, Corteza ediciones (Santa Fe) y Editorial Rorschach (Villa Mercedes, San Luis).

Por Mendoza, Bruma ediciones publicó en octubre del año pasado Caja de fotos de Silvio Mattoni y de Pablo Gullo, Esas cosas que no usás. En Corrientes, Gustavo Tisocco publicará Hectáreas en Editorial Amargord y se presentará en Madrid.

A su vez, los municipios de Córdoba y Rosario tienen sus propios premios de poesía y prometen editar a los ganadores. Aquí los links de los concursos: http://www.rosariocultura.gob.ar/concursos-y-convocatorias/primer-concurso-nacional-de-poesia-emr y http://cultura.cordoba.gov.ar/2017/02/se-lanzo-la-convocatoria-nacional-del-premio-literario-luis-de-tejeda/.

Cuaderno de elefantes (de Mario Flores) empieza el año con dos poetas de Salta Capital: Fernanda Álvarez Chamale, con Piedras descalzas y con el segundo libro Florencia Arias que aún aguarda por su título; y por último, y más avanzado el año, un nuevo libro de poemas del paranaense Elián del Mestre. En Jujuy, Almadegoma Ediciones, dirigida por Pablo Espinoza, piensa en El fin de los tiempos de Mario Flores; en una antología, aún sin nombre, que reúne a poetas de Tucumán y Santiago del Estero, en coedición con 27 Pulqui de Buenos Aires y Age-Otori, y en una mini antología poética, en coedición junto al naciente proyecto editorial Kotodoma (liga de poetas, también de Jujuy).

El Colectivo Semilla (Bahía Blanca) editó en diciembre del año pasado Pallet de Jorge del Valle y editará este año La vida en los techos de Verónica Pérez Arango y tiene en proceso de maquetación a Biografía del trauma de Pablo Queralt, Butterfly de Cristian Gómez Olivares, 1944 de Augusto Munaro y La Patria Glande de Nicolás Guglielmetti. También trabajan en Construir, título tentativo de un libro de Lorena Curruhinca y en Escombros de Gerónimo Unibaso.

Borde Perdido trae, en breve, Arquero real de Marcelo Díaz (Río Cuarto). Está en preparación Secretos a un shinigami, primer libro del joven poeta de salta radicado en Córdoba, Belisario Zalazar. También el libro Todo Rota del poeta Fran Cisera y tienen en mente varios proyectos más que se darán a conocer durante el año.

Un poema del nuevo libro de Marcelo Díaz:
El viento hizo su propia ciudad
en una morada imposible
del mismo modo
que el delta hizo de sí
un punto luminoso
en el mapa de las aguas.
Un espejo que refleja
la pobreza en la pobreza
la crónica acerca
de la suciedad de los objetos
en los ojos vidriosos del dragón
quien explica
entre adivinanzas y horóscopos
la familia es un templo terrible
para un hombre
que habita la ausencia.

Ruinas Circulares de Patricia Bence, está pensando en (por los 10 años de la editorial) una antología de jóvenes de entre 25-39 años, Cómo decir en este mundo sólo con estas palabras de Ana Guillot (antología personal) y la Obra completa (para fin de año) de Liliana Díaz Mindurry.
La revista de poesía La Guacha trama algo especial para celebrar sus 20 años de nacimiento y Claudio Lo Menzo sacará Ciudad del presente en la colección Pez Náufrago de Ediciones Del Dock.

La gran Nilson de Julia Magistratti editó a principios de año Hebra de Marisa Negri y En danza de Javier Cófreces editará Cartas / Documentos, de Jorge Leonidas Escudero, Antología personal, de Edgar Morisoli, Los apestados / Heráclito nada, de Alberto Muñoz, Los Autos, antología a cargo de Maxi Legnani, Plantas, antología a cargo de Gabriela Franco y Un paseo por las islas, Marcos Sastre.

Alto Pogo seguirá su colección de Poesía y ¿Qué diría Víctor Hugo? publicará La sal de la locura (libro ganador del Premio Nacional de Poesía Macedonio Fernández 2010) de Fredy Yezzed, en edición bilingüe. Santos Locos presentará Las canciones de los boliches de Gustavo Yuste, No sé nada sobre las ballenas de Ariel Bermani, El hornero y otros poemas de Nicolás Castro, Geometrías incompletas de Julieta Del Verne.

Años luz trae, con traducción de Irina Bogdaschevski y Fulvio Franchi, Dramas de Marina Tsvietáieva, obras de teatro de la poeta rusa, por primera vez en español. También, Tres impresiones de Mario Arteca, una trilogía sobre arte y Antología de Románticos Rusos, con poemas de Pushkin, Nekrásov y un paneo representativo del movimiento literario, traducido por Irina Bogdaschevski y Fulvio Franchi. Mágicas Naranjas publicará Insomnio, de Marcelo Tomé, en la colección poesía joven y, en la colección Maizal, La familia cubierto, de Silvia Arazi y La austeridad es la divisa de mi familia, de Gustavo Gottfried.

Mientras que Audisea editará De la materia en forma de sonido, de Óscar de Pablo, Vox reeditará Catulito y Poesía Civil de Sergio Raimondi, Punctum de Martín Gambarotta, Mamushkas, El Collar de fideos, El zorro gris el zorro blanco el zorro colorado de Roberta Iannamico, Diario de exploración afuera del cantero de Lucía Bianco y La leche vaporosa de Francisco Garamona. Espacio Hudson, en la Colección Francisco Madariaga, tendrá a El cuerpo clínico de Andrés Cursaro, Señas de Carolyn Riquelme y La perra inolvidable de Carlos Nuss.

Editorial Maravilla tiene una idea muy interesante, la de agrupar las publicaciones por estaciones. En el período estival salieron: Pozo, de David Wapner, Crash de Alfredo Holzmann Galinger, Poemas peronchos de Natalia Molina y Tendal (reedición) de Roberta Iannamico. El otoño espera a: Astillas de un palo mayor, de Santiago Pintabona, KosmoSomoS de Victoria Coconi, Osea viniste de Sebastián Bianchi y una ópera prima de Martin Broide que aún no tiene título. Paralelamente, la primera mitad del año se vienen con una colección de libros-arte integrada por: Conversaciones con árboles de Patricia Sada, Cara con Hocico de Clara Domini, Potrero eléctrico de Julio Briesche, Diciembre de Milton López y Auro de Mauro Lococo. Y David Wapner dirigirá la colección de poesía para niños “Libros del lagarto obrero” en la que comenzará con Es un invento de María Hortencia, una antología de María Hortencia Lacau realizada por Wapner y Conversaciones con el pez de Juan Carlos Moisés ilustrado por Pablo Picyk.

Ediciones Fiu!, que viene remándola desde Bahía Blanca, piensa ponerle frenos a la crisis con una o dos publicaciones este año: un libro de su propio editor que se llamará FRAG FRAG FRAG y el otro a confirmar. Y continuará difundiendo los libros publicados en diciembre del pasado año: ANCLA-FÓRCEPS-NEGRO de Kako y BIENVENIDOS A LA LLAVE DE GAS de Christian Giambelluca. Kuruf, de Rio Negro, quiere ensanchar su catálogo y agregarle compañía a Cardiogramas del alma de Juan Pablo Iozzia.

Barnacle se la juega con Tanto amor plateado de Fernando Ayala, Oquei, gracias de Alberto Cisnero, ¡Oh, qué lugar más bello! de Germán Arens, Escombros de Lucas Peralta, Madrecitas de Valeria Cervero, Marítimos de Verónica Andrea Ruscio,

De “Oquei, gracias” de Alberto Cisnero este poema:
24-
otro mensaje concluso e ido. de un perturbado
mental. como en las entrañas de un ave.
como en un amor correspondido. como en un no
expresado litigio. no aluden a nada. se pierden
bajo el estruendo. negra lluvia, negra bordura.
podés atribuirles significado. o cualquier solaz.
distinguir categorías morales. no sé qué mierda
me hiciste. pero era de néctar. y me gusta
el tiempo en que falta la claridad del día.

Estos y otros libros nos esperarán en cada evento literario, en algunas librerías y, en el mejor de los casos, en nuestro correo postal. Como dije al comienzo, es un mapeo más, no completa todo el territorio nacional pero se mencionan publicaciones que suelen quedar afuera de recuentos frecuentes, la cosa salió así… ¡Y que rezonguen los castrados! 


Seguinos en Facebook