Martes 25 de julio del 2017


facebook twitter
19/05/2011 :: POESIA
Poemas de Antonio Tello, del libro Nadadores de altura
sección coordinada por Yanina Magrini
(Cartografías Editora, 2011) Extracto de contratapa: Lo que el poema ve y/o escucha trastorna los marcos de la percepción sensorial. Lo que el poema dice es esa metamorfosis por la cual el lenguaje se sobrecarga de sentidos y multiplica las referencias para volverse sonoridades y visiones que exceden el campo de la proposición lógica. Nadadores de altura ensaya y consuma esa aventura conceptual y estética. La figura recurrente del nadador, que se entrega obstinado a la desmesura impasible del mar, prolifera en un entramado simbólico diverso: fatalidad de la existencia atravesada por el transcurso irreversible del tiempo, elogio de lo contingente como lo propio del ser humano, metáfora de la escritura en tanto que una deriva indisoluble, ejercicio de la memoria que no encuentra consuelo, y es pasión obstinada y placentera agonía.


El nadador se arroja a la ciudad. Y nada.
Toda la noche. Hasta que el músculo cede.
Hasta que la carne abandona su voluntad, nada.
Excesos de la industria. Novas de neón.
Al amanecer, detritos de mensajes flotan en el océano.
El nadador que se lanza a la noche perece en el día.

………………………………….

El ciudadano es rehén de la sociedad
como el cuerpo lo es de la naturaleza.

Ambos sienten los límites de sus repúblicas
y el peso de las leyes que las rigen.

Imperfectas unas. Implacables otras.

…………………………….

Son multitudes las que nadan. Pulmones de la noche.
Esqueletos de sal. Escamas de silencio. Eczema
de la bajamar. Nadadores al borde del abismo.

……………………………

Detrás de las olas se alzan las ciudades. Torres de
tiempo y cristal. Sus habitantes reclaman favores.
Cobran vidas. Calculan el grito. Cotizan el dolor.

………………………………………

El nadador avista tierra y nada hacia la costa.
Hacia la luz nada. Un amor de fondo lo ahoga.



Datos del autor
Antonio Tello nació en Villa Dolores en 1945 y actualmente reside en Barcelona, España. En Río Cuarto, donde vivió hasta los 30 años, fue cofundador de las revistas de periodismo alternativo Cine Síntesis y Puente. En esta ciudad dio clases de teatro clásico y contemporáneo; además creó el grupo de agitación teatral Hum y publicó su primer libro de cuentos: El día en que el pueblo reventó de angustia (1973).
En 1975, tras ser amenazado de muerte por la Triple A consigue salir de Argentina con su familia gracias al apoyo de Amnistía Internacional. Después de un tiempo en París, se radica definitivamente en Barcelona, donde trabajó en varios medios de periodismo escrito, radiofónico y televisivo.
Ha sido en España donde Tello ha desarrollado casi toda su obra: las novelas De cómo llegó la nieve (Tusquets, 1987), El hijo del arquitecto (Anaya-Mario Muchnik, 1993), Los días de la eternidad (Muchnik Editores, 1997); el volumen de cuentos El interior de la noche (Tusquets, 1989) y diferentes ensayos, entre los que destacan El Quijote a través del espejo (Mondadori, 1989), Extraños en el paraíso (Flor del viento, 1997) o Historia breve de Argentina. Claves de una impotencia (Sílex, 2006). En 2004 publicó su primer libro de poesía, Sílabas de arena (Editorial Candaya). El año pasado publicó Conjeturas acerca del tiempo, el amor y otras apariencias (poesía- Cartografías Editora).


Seguinos en Facebook